Gracias, Gracias, Gracias

Descubrí la terapia de biomagnetismo y a Manuel Copeiro  buscando una alternativa a  dolores lumbares,  de cadera y espalda en general, cansancio y un estado de tristeza y preocupación que me impedía sentirme fuerte y ver con claridad.

Llevaba mucho tiempo de diagnósticos de alergia a plantas y alergias alimentaria. También de osteoporosis e inflamación, con tratamientos que apenas me aliviaban.

En principio quería recuperar las fuerzas sin sentir que el mundo se me caía, al llegar a pensar que por mí misma poco podía hacer, dado que además en mi vida estaban sucediendo cambios no deseados e inesperados que mi mente no dejaba de sostener como un gran pedrusco.

Después de la primera consulta tuve días de mucha relajación y ya no me levantaba con los ojos hinchados o rojos y dolor de oído ( no me di cuenta hasta mucho después que no tenía estos síntomas y que siendo primavera seguramente el olivo estaría floreciendo). Sentía más fuerza en el cuerpo aunque persistía el dolor según lo que hiciese y lo que descansase.

Lo que me maravillo es darme cuenta de que mi mente empezaba a parar, volvía a sentir paz. Los problemas o situaciones que siguen estando ahí ya no los  siento con tanta intensidad, no me engancho a pensamientos de desesperación ( hay una aceptación de que se arreglará como tenga que ser y cuando tenga que ser) así que mi mente se aquieta y aprecio todo lo que hay. Y mi cuerpo se encuentra cada vez mejor.

He recuperado la confianza en mí, en qué mi cuerpo puede recuperarse con mi ayuda y con la de personas tan maravillosas como Manu que me ha ofrecido esta terapia y que comparte sus conocimientos con su intención de ayudarte en tu camino. No te atrapa con la terapia, te la ofrece, te la explica y te suelta para que sientas el gran potencial que tenemos pero ofreciéndote su mano para cuando lo necesites o flojees de nuevo.

Siento Manu que encontrarte ha sido un regalo y que ahora era el momento para poder ver la humildad de alguien como tú que ofreces esta ayuda con el corazón abierto.

No cambies, cuídate porque muchos caminantes perdidos necesitan un faro para poder ver cuando apenas ven luz.

Gracias, gracias, gracias

VSM

Deja un comentario