¿Paradigma? | Manuel Copeiro del Villar