La terapia del Par Biomagnético® se realiza preferiblemente tumbado boca arriba, vestido y calzado. El terapeuta realiza el test o chequeo del paciente a través de la respuesta muscular que éste muestra en sus pies a medida que pasa el polo negativo del imán por los polos Biomagnéticos del cuerpo alrededor de unos 250 puntos. Este sondeo se realiza empleando la técnica de la Quinesología.

Esta energía biomagnética es producida por la concentración alterada de los hidrogeniones o radicales libres, que a su vez son generados por la presencia de microorganismos o toxinas en los órganos que lo soportan. Así pues, cuando un órgano se sale de su Nivel de Energía Normal NEN, en donde a pesar de dicha alteración se siguen llevando los procesos de su metabolismo, los campos magnéticos de mediana intensidad 1000 Gauss miden en forma indirecta y cualitativa dichas distorsiones provocando el acortamiento o la elongación del hemicuerpo derecho. El hemicuerpo izquierdo se mantiene estable porque el corazón lo despolariza con cada latido, al producir una onda electromagnética alternante.

 

Imagen responsive Test Par Biomangnetico Manuel Copeiro del Villar