Se analizan y localizan los puntos de dolor donde los nervios tienden a quedar atrapados y en consecuencia se realiza el protocolo de MPS (Microcurrent Point Stimulation) más adecuado para el paciente.

Imagen responsive

Normalmente hay que descubrir las partes del cuerpo doloridas aunque también se estimulan puntos distales al foco del dolor para tener mejores resultados. Mediante un sonido agudo el dispositivo electrónico da una información de cómo se encuentra el tejido blando y tras 1020 segundos aproximadamente de estimulación se observan los cambios en la percepcion del dolor del paciente. Al tratarse puntos de acupuntura, puntos gatilos y puntos motores que han sido probados sobre todo en la Medicina Oriental, los resultados son rapidos y efectivos aliviando los síntomas del dolor crónico.

Es una herramienta que se complementa excelentemente con el Biomagnetismo Médico®.